NUEVAS FORMAS DE GESTIONAR Y EJECUTAR LOS PROYECTOS DE CONSTRUCCIÓN BAJO MODELOS COLABORATIVOS

0 Comentarios

Como bien ya sabemos, el enfoque tradicional de antaño, para dirigir y ejecutar los proyectos en la actualidad, ya no son válidos por el simple hecho de que no funcionan y lo único que traen consigo son desacuerdos entre los stakeholders (interesados), retrasos y desperdicios. Si queremos que nuestros proyectos tengan éxito, las relaciones entre todos los stakeholders deben ser basándose en las nuevas reglas actuales, es decir, trabajar bajo las nuevas opciones colaborativas para gestionar y ejecutar los proyectos de construcción.

Modelos colaborativos en la fase de creación y diseño de los proyectos.

En esta etapa, una forma de trabajar colaborativamente sería que el inversionista, cliente, constructor y todos los que estén involucrados, compartan ideas, debatan entre ellos y se llegue a acuerdos con el fin de que el riesgo sea compartido y además los beneficios sean para todos. Para ello, en esta etapa, se debería implantar el Integrated Project Delivery (IPD)

 

  • Integrated Project Delivery (IPD)

Tal como nos dice el Instituto americano de arquitectos del consejo de California, el IPD no es más que un enfoque de gestión de proyectos que integra personas, sistemas, empresas y prácticas en un proceso que colaborativamente aprovecha los talentos y los puntos de vista de todos los participantes para optimizar los resultados del proyecto, aumentando el valor para el propietario, reduciendo los desperdicios y maximizando la eficiencia en todas las fases del diseño, fabricación y construcción.

Es decir, el IPD es un enfoque colaborativo de gestión de proyectos entre los agentes principales, en el cual se comparten todos los riesgos, pero también se comparten los beneficios. Esto quiere decir que mediante el IPD, los stakeholders operan como un único equipo de trabajo. Por otro lado, se establece un sistema de colaboración donde prevalece la transparencia, fluidez y sociabilidad entre todos los integrantes habituales y principales del proyecto (propietario, proyectistas, constructor y personal esencial en el desarrollo del proyecto). Los cuatro aspectos claves del IPD son:

  • Personas
  • Sistemas
  • Estructuras de Negocio
  • Prácticas de Trabajo

Los beneficios del IPD se pueden lograr si se siguen principios clave importantes, como la confianza mutua, la recompensa mutua y la participación temprana de los participantes clave. Algunos de los beneficios del IPD son los siguientes:

  1. Desde el inicio, todos los stakeholders se sientan en la misma mesa a colaborar juntos .
  2. Todas las comunicaciones a través del ciclo de vida del proyecto son transparentes y de confianza.
  3. La toma de decisiones se realiza en base a los resultados y no únicamente desde un punto de vista económico.
  4. Los diseñadores conocen prácticamente al instante, cuáles son las consecuencias de sus decisiones.
  5. Tanto los riesgos, como las recompensas, se reparten de manera equitativa entre todos los involucrados del proyecto.
  6. Se produce un entorno de proyecto de mejor calidad y de mayor sostenibilidad.
  7. Reducir o eliminar conflictos en el equipo del proyecto.
  8. Mejorar la comunicación y el entendimiento entre partes interesadas del proyecto.
  9. Dar como resultado una definición más clara de los objetivos del proyecto.

¿De qué manera existe una sinergia entre el IPD, Lean y BIM?

Trabajar bajo un entorno colaborativo, como el IPD, lleva consigo emplear la filosofía Lean, ya que mediante Lean, eliminamos todo aquello que no aporta valor en el proyecto, reducimos los desperdicios mediante una mejor planificación y costos compartidos. Se mejoran los plazos de entrega del proyecto y hasta se puede llegar a optimizar los esfuerzos de la mano de obra cuando el proyecto sea puesto en ejecución.

También podemos unir a ello el uso del BIM, ya que este no es únicamente un modelo en 3D, sino que lleva consigo un enfoque colaborativo de dirección de gestión de proyectos. Su objetivo principal se centra en reunir toda la información del proyecto en un modelo digital y plantearlo en un modelo único, donde cada elemento tiene una definición completa del proyecto.

 Modelos colaborativos en la fase de ejecución de proyectos.

  • Lean Construction (LC)

Es un enfoque dirigido a la gestión de proyectos de construcción, el cual maximiza el valor y minimiza las pérdidas de los proyectos, mediante la aplicación de técnicas que incrementan la productividad de los procesos de construcción con el uso de herramientas como el Last Planner System, que es el más usado en los proyectos de construcción en esta etapa, ya que las fases que contiene el Last Planner System permiten gestionar de una mejor manera el “Se debe”, “Se puede” y “Se hará”, logrando así programaciones más confiables y disminuyendo las variabilidades, con lo que se crea un flujo continuo y eficiente en el proceso de las actividades. Además, Lean Construction crea entornos colaborativos, pues todos los last planner son quienes finalmente programan y no sólo los jefes de obra como se solía hacer tradicionalmente. En estos entornos colaborativos que se generan, los interesados interactúan entre sí, debaten, dan sus puntos de vista, pero sobre todo, se sienten parte del proyecto, pues uno de los principios Lean es el respeto por las personas. Parte de los beneficios que tiene el Lean Construction se centra en una reducción de las pérdidas, el cumplimiento de plazo y presupuesto, más innovación y una reducción del costo real.

 

  • Building Information Modelling (BIM)

En la etapa de ejecución de los proyectos, el Building Information Modeling (BIM), tiene como finalidad la creación y gestión del proyecto de construcción, ya que se pueden realizar diversos análisis, además de poder extraer diversa información útil que sirve para la toma de decisiones en la gestión de un proyecto, como metrados tanto en la etapa de excavación, cimentaciones, estructuras y arquitectura, presupuestos, sectorización, identificación de interferencias y demás; todo depende de lo que necesitemos.

Los beneficios que brinda el uso del BIM son numerosos, entre ellos:

  • Mejor calidad de producción, procesos y transmisión de datos eficientes
  • Reducción de la duración del proyecto
  • Mejor satisfacción al cliente
  • Mejora en la eficiencia, productividad, coordinación y colaboración entre todos los interesados del proyecto.
  • Garantía en el cumplimiento de los requisitos del proyecto
  • Seguimiento de costos del proyecto
  • Reducción de retrabajos y errores en la ejecución del proyecto

Lean + BIM + IPD

La complejidad de la industria de la construcción requiere de nuevas teorías de construcción y producción que le permita respaldar un impulso renovado para una mejora del rendimiento. Por ello, actualmente se ha tenido en mente diversas ideas respecto a la complejidad de la construcción, abordando temas desde la perspectiva de la construcción (Lean Construction), perspectiva operativa y perspectiva tecnológica (BIM, IPD)

Estas herramientas hoy en día están realizando cambios fundamentales en la industria de la construcción. Mientras que todos ellos conceptualmente independientes, separados, diferentes entre sí, abordan diferentes aspectos de la práctica profesional y no requieren trabajar juntos para su ejecución e implementación, son complementos excelentes para los mismos, ya que cada uno puede empoderar al otro y tener más efecto en la colaboración exitosa del proyecto.

Referencias bliográficas:

Pastor, I (9 de Junio del 2021). Lean Construction México. CAD, BIM, VDC, IPD, LEAN CONSTRUCTION. https://www.leanconstructionmexico.com.mx/post/cad-bim-vdc-ipd-lean-construction

A.H. Fakhimi et al. (2016). How can Lean, IPD and BIM Work Together? http://www.iaarc.org/publications/fulltext/ISARC2016-Paper018.pdf.

 Autores del Resumen: 

  • Nicodemo Vía Antonio Giovanni
  • Sifuentes Chafloque José Antonio

Origen del Artículo

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.