Nuevas Métricas del Last planner system

0 Comentarios

Las Nuevas métricas en el Last planner system

Andrés Bustos – Besser

 

El last planner system® (LPS) es sin duda el sistema que mejor acogida e implementación en proyectos de construcción en los últimos 10 años en Latinoamérica. El sistema desarrollado a finales de los 90´s por Glenn Ballard y Gregory Howell (Q.E.P.D), busca desarrollar un mayor flujo de trabajo y mejor comunicación y confianza entre los equipos de producción, generando una mejora continua y aprendizaje. Sin embargo; las métricas y forma en que analizamos el LPS, ha generado un reto a la confiabilidad y correlación en las etapas de corto, mediano y largo plazo. El presente escrito, tiene como propósito repasar las métricas actuales e introducir nuevas métricas planteadas para tener una mejor correlación en el tiempo y etapas del proyecto.

 

Las 5 fases del LPS, comprenden las tres etapas o secuencias del tiempo, corto, mediano y largo plazo. Cada una de las fases tiene su propósito y forma de desarrollo, buscando promesas confiables y unir equipos para que el proyecto tenga un flujo continuo en su producción. En la siguiente ilustración se detalla cada una de sus fases y las etapas:

Ilustración 1 Fases del LPS por Besser

Las métricas que predominan en la implementación del sistema son el PPC (percent planned copmpleted) y las razones de incumplimiento (RNC), ambas métricas diseñadas para medir la confianza y compromiso del equipo en el corto plazo. El PPC es el resultado de la tareas que se cumplieron con respecto a las tareas que se comprometieron los last planners en la junta semanal. En la actualidad, nos exigen y exigimos un ppc alto, o en algunos casos mayor al 75%. Pero no sabemos si lo que está cumpliéndose es lo que se tiene que hacer, aquí radica la principal falla en la implementación. Nos enfocamos en el corto plazo con compromisos que no sabemos si están alienados con lo que se debe hacer, si esto no es así, el ppc lo único que ayudaría seria a mantener un flujo constante pero no el necesariamente el requerido además, las RNC se estarían repitiendo constantemente en el proyectopor no tener una alineación con el mediano y corto plazo.

 

En 2012 Hamzeh propone dos métricas más, poco usadas en las implementaciones en Latinoamérica, la primera es TA (task anticipated), que relaciona los compromisos de la juta semanal con el make ready (voy/puedo), la segunda métrica fue el TMR (task made ready)que relaciona lo que se hizo con lo que se puede hacer (hice/puedo), ambas métricas ayudan a correlacionar el corto y mediano plazo del plan del proyecto.

De igual manera.

Mientras hay evidencia comprobada que el LPS reduce la variación en los proyecto y aumenta la colaboración y confianza en los equipos, existe dificultad en tener esta misma afirmación con los planes a largo plazo. Luis Fernando Alarcón,  mide en el look ahead el PCR (plan de cumplimiento de restricciones), en donde compara la relación de liberar restricciones con el cumplimento de hitos a mediano y largo plazo, sus estudios concluyen que existen una mayor probabilidad de terminar el proyecto a tiempo si el PCR es alto, en vez de un ppc alto. Aunque estas dos métricas no se interponen una con otra, por el contrario son necesarias, ayuda un poco a entender el punto del escrito, en la relación de las etapas del proyecto.

Nuevas métricas

Sammir Emdanat, propone dos nuevas métricas para relacionar el hice/puedo/voy/debo del sistema. Sammir propone el nivel de compromiso CL (commitment level) que mide las tareas que se deben comprometer en la junta semanal con lo que se tiene que hacer. La otra métrica que propone es el medir la variación de los hitos MV (milestone variance), esta variación es medida en días con respecto al cambio del plan inicial.

 

Las 7 métricas que se describen se resumen en la siguiente gráfica:

Ilustración 2 Métricas para LPS

 

Aplicar estas métricas en los proyectos, aumenta el flujo de trabajo y confianza entre las etapas de corto, mediano y largo plazo, además con el apoyo de más métricas, ayuda a que se realicen mejor análisis del proyecto para toma de decisiones. Aunque aún falta mayor estudio y existen otros tipos de métricas, estos son otros beneficios de las métricas mencionadas:

 

  1. Correlaciona las etapas y fases de un proyecto.
  2. Flujo de trabajo alineado con largo, mediano y corto plazo.
  3. Compromiso y alineación de objetivos.
  4. Integración de participantes con objetivos del proyecto.
  5. Captura constante de data para mejorar el sistema
  6. Mejora continua con mejor panorama

 

 

Referencias

 

Embanat, S. and Azambuja, M. (2016) “ALIGNING NEAR AND LONG TERM PLANNING FOR LPS IMPLEMENTATIONS: A REVIEW OF EXISTING AND NEW METRICS, In: Proc. 24th Ann. Conf. of the Int’l. Group for Lean Construction, Boston, MA, USA, sect.5 pp. 103–112.

Ballard, G. and Howell, G. (1994) “Implementing Lean Construction: Stabilizing Work Flow”, Proceedings of the 2nd Annual Meeting of the International Group for Lean Construction, Pontificia Universidad Catolica de Chile, Santiago, September 1994. Pp 101-110.

Dave, B., Hämäläinen, J.P., Kemmer, S., Koskela, L., and Koskenvesa, A. Suggestions to improve lean construction planning. Proc. 23rd Ann. Conf. of the Int’l. Group for Lean Construction. Perth, Australia, July 29-31, pp. 193-202

Ballard, G. (2000). “The Last Planner System of Production Control”. PhD. Diss. The University of Birmingham, U.K.

Frandson, A., Berghede, K., and Tommelein, I. (2014). “Takt-Time Planning and the Last Planner System”, Proceedings of IGLC-22, Oslo, Norway. pp.571-580.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.